Depilación láser



Actualmente uno de los tratamientos estéticos más solicitados en los centros de belleza es la depilación definitiva con láser. Su tecnología de avanzada, las múltiples ofertas en el mercado, el desarrollo de una técnica efectiva y rápida sin efectos secundarios ni tiempo de reposo, han hecho de este procedimiento uno de los más seguros y asequibles

¿Qué es?

La Depilación Láser consiste en un rayo estrecho de luz concentrado que absorbe el pigmento(melanina) del folículo donde nace el vello impidiendo su crecimiento. Es un procedimiento rápido y poco doloroso que elimina el vello casi permanentemente, para ello son necesarias varias sesiones.

¿Quiénes pueden practicarse el procedimiento? 

Mujeres y hombres de todas las edades cuya piel esté en buenas condiciones pueden someterse a este tratamiento. Se puede aplicar en cualquier momento del año, incluso en los meses de verano cuando la piel está bronceada, siempre con el cuidado de utilizar los niveles de energía acordes a las características de la piel de cada paciente. No tiene efectos adversos ni ocasiona daños en la salud del paciente. 

¿Qué resultados puedo esperar del procedimiento?

La Depilación Láser no solamente sirve para eliminar el vello y retrasar su crecimiento, sino que también ayuda a mejorar la textura y la elasticidad de la piel. El láser genera una activación del colágeno y la elastina que brinda mayor suavidad a la piel. También sirve para aclarar zonas ‘manchadas’ como las axilas o el pubis que suelen ponerse de un color oscuro. En estos casos, el láser actúa como blanqueador.

Además, es recomendada por los dermatólogos para tratar la foliculitis (pelos encarnados), una condición que afecta al 60 % de las mujeres y les provoca granos, infecciones con pus y hasta forúnculos. La depilación láser  ayuda a mejorar esta patología, y desde la primera sesión ya se observan resultados sorprendentes.

Técnica y protocolo

Existen dos métodos para realizar la depilación definitiva: el láser de diodo y la luz pulsada o IPL.

El primero realiza la depilación a base de luz y es más eficiente. En dependencia de la marca del láser, utiliza una longitud de onda entre 800 y 810 nanómetros. Puede aplicarse en todo tipo de pieles, desde las más claras hasta las más oscuras y sus resultados son muy satisfactorios. 

Por otra parte, el IPL o luz pulsada es un procedimiento más lento, que requiere de varias sesiones de trabajo ya que utiliza potencias mucho más bajas. Como elementos positivos: puede ser aplicado a cualquier tipo de piel y en cualquier parte del cuerpo, no tiene efectos adversos y logra una penetración profunda.

Recuperación 

Los especialistas recomiendan hidratar la zona a depilar todas las noches desde una semana antes de la sesión de depilación láser . Evitar la exposición al sol 3 días antes y 3 días después. Tener la piel exfoliada desde las 24 horas previas y rasurarse correctamente 12 horas antes, pero no con sistemas de arranque como la cera, las pinzas o las depiladoras eléctricas. Puede resultar conveniente marcar la zona con más vello con un lápiz delineador para que el profesional sepa que debe dar más energía en esa zona. Se debe evitar la exposición a los rayos solares durante el proceso. 

¿Quién lo realiza? 

En nuestra clínica My Cosmetic Surgery este procedimiento lo realiza la electróloga  Yudelkys Espinosa  , con una amplia experiencia en la prestación de servicios médicos, cosméticos y estéticos.