Dysport



¿Qué es?

El Dysport es uno de los nombres comerciales que recibe la toxina botulínica en su utilización cosmética. Quizás el nombre comercial más famoso es el llamado Bótox que no es más que toxina botulínica al igual que el Dysport. Esta toxina es un relajante muscular que ayuda a eliminar las arrugas y líneas de expresión. 

¿Quiénes pueden practicarse el procedimiento?

Este es un tratamiento de rejuvenecimiento facial muy solicitado, que suelen realizarse tanto hombres como mujeres. Los pacientes ideales son aquellos que desean tener un rostro terso, firme y rejuvenecido. Es un tratamiento que generalmente no tiene contraindicaciones y que no produce reacciones alérgicas.  

¿Qué resultados puedo esperar del procedimiento?

Con este tratamiento usted puede recuperar la juventud de su rostro. Factores como el paso del tiempo, el estrés, el agotamiento y las agresiones del clima provocan que nuestra piel se vaya apagando y aparezcan las arrugas.  La toxina botulínica impide que los músculos faciales se contraigan por lo que las arrugas y las líneas de expresión se desdibujan. Con este tratamiento los pacientes pueden esperar excelentes resultados en muy poco tiempo. En los primeros dos días la toxina estará actuando en el organismo para impedir la contracción de los músculos faciales y ya al tercer día el paciente puede ver los resultados. 

Proceso de consulta

Se trata de un procedimiento sencillo por lo que en una consulta pude el médico realizarle el tratamiento. En la consulta el médico asesorará al paciente y responderá todas sus dudas acerca del tratamiento con Dysport. 

Técnica y protocolo

Es un procedimiento no quirúrgico, sencillo, poco invasivo, que tarda alrededor de veinte minutos en su aplicación. El médico pedirá al paciente que muestre expresiones faciales (como fruncir el ceño) para comprobar cuáles son los músculos faciales más activos que provocan líneas de expresión (que posteriormente pueden convertirse en arrugas). Posteriormente, el tratamiento se aplica directamente en el músculo a  tratar mediante microinyecciones. 

Unas agujas finísimas aplicarán el Dysport en las zonas seleccionadas por el médico y la toxina botulínica comenzará a actuar en el organismo. La toxina causa la inhibición de la acetilcolina a nivel de la sinapsis del músculo provocando un bloqueo de la contracción muscular. En las primeras cuarenta y ocho horas este proceso estará desarrollándose en el organismo para lograr que los músculos dejen de contraerse. 

Recuperación y cuidados posteriores

El tratamiento no requiere cuidados posteriores especiales. Los pacientes pueden volver a sus actividades diarias de inmediato. No se aconseja tocar o masajear la zona tratada o bajar la posición de la cabeza durante las primeras cuatro horas. Se recomienda no realizar ejercicio físico exhaustivo, no utilizar maquillaje y no exponer la zona tratada al sol, durante las 24 horas que siguen al procedimiento.

Doctores

 En nuestra clínica este procedimiento es realizado con éxito por el Dr.M.D. a quien podrá preguntarle cualquier duda acerca del procedimiento.