Ginecomastia



¿Qué es?

En ocasiones algunos hombres pueden sufrir un considerable aumento del tejido mamario, conocido como Ginecomastia, llegando a tener unos senos semejantes a los de una mujer. Esto puede deberse, entre otras causas, a una descompensación de los niveles hormonales. Esto puede ocasionar complejos y problemas de autoestima en los hombres, por lo que la mayoría decide resolver la situación mediante cirugía. La mejora del pecho del hombre es considerable con este procedimiento quirúrgico que puede incluir técnicas de la mamoplastia de reducción y de la mastopexia.  

¿Quiénes pueden realizarse este procedimiento?

Este procedimiento es ideal para hombres en buen estado general de salud, mentalmente estables y con expectativas razonables con respecto a la cirugía. Los candidatos ideales son aquellos que además de cumplir con los requisitos mencionados, sienten que sus pechos han crecido notablemente y desean una mejora estética. 

¿Qué resultados puedo esperar del procedimiento?

Los pacientes pueden esperar de la cirugía de Ginecomastia una considerable mejora de su aspecto que repercutirá en todos los ámbitos de su vida. La reducción mamaria en hombres es un procedimiento que ha afinado sus técnicas para ofrecer un tratamiento de calidad. 

Proceso de consulta

En la consulta el paciente será evaluado por el médico para comprobar que sea un candidato viable para la cirugía. El paciente deberá consultar con el médico sus expectativas relacionadas con la cirugía. El personal médico dará en la consulta recomendaciones previas necesarias a tener en cuenta antes de la intervención de la Ginecomastia. 

Técnica y protocolo

Básicamente el cirujano procederá a realizar una incisión para acceder al tejido mamario y retirar el exceso de grasa y piel. También puede ser necesaria la reducción del tamaño del pezón o su reubicación en una posición más armónica con el resultado final. Es un procedimiento que puede realizarse con anestesia local.   

Métodos de incisión 

La incisión, generalmente, se realiza alrededor de la areola para acceder al tejido mamario. Las cicatrices quedan prácticamente invisibles ya que la incisión que se realiza es muy pequeña. 

Recuperación y cuidados después de la operación 

Una vez realizada la Ginecomastia el paciente deberá seguir al pie de la letra las recomendaciones médicas. El personal médico realizará un seguimiento para comprobar el éxito de la cirugía. No se recomienda la realización de ejercicio físico hasta pasadas, al menos, tres semanas. El cirujano colocará un vendaje de compresión al paciente para la perfecta retracción de la piel, no retire el vendaje hasta que se le indique lo contrario.  

Doctores 

En nuestro Centro esta cirugía es realizada por el cirujano plástico y reconstructivo Dr. M.D., certificado por la Junta Americana de Cirugía Plástica y con una larga lista de pacientes satisfechos.