Injerto de grasa



¿Qué es?

El injerto de grasa es un procedimiento que pudiéramos llamar de rejuvenecimiento. Se trata de microinyecciones de grasa para aumentar algunas áreas donde el paciente carezca de volumen o quiera un volumen mayor. Generalmente se realiza este tratamiento en las manos, el rostro (incluyendo los labios), o en el contorno del cuerpo donde el paciente tenga alguna carencia de volumen. El injerto de grasa o “Fat Grafting” como también se conoce, tiene un efecto similar al de los rellenos dérmicos que dan volumen y rejuvenecen el rostro. La diferencia está en que la grasa utilizada para dar volumen es obtenida del propio paciente y purificada para su redistribución.  

¿Quiénes pueden realizarse el procedimiento?

El candidato ideal para este procedimiento es aquella persona que tiene un buen estado general de salud y presenta un escaso volumen en algunas de las zonas susceptibles de rellenar. Es un candidato viable la persona que haya perdido volumen en los pómulos, por ejemplo, o en las manos, y, quiera recuperar ese volumen para verse más joven. Igualmente puede ser utilizado este procedimiento para rellenar algún hoyito que haya podido quedar después de una liposucción. 

¿Qué resultados puedo esperar de este procedimiento? 

Usted puede esperar magníficos resultados de este procedimiento. Las microinyecciones de grasa no solo rejuvenecen la apariencia sino que le ofrecen la posibilidad de hacerlo de manera natural, con la propia grasa del paciente. Por eso, ofrece excelentes resultados duraderos y naturales.  

Proceso de consulta

En la consulta nuestros médicos realizarán una evaluación personalizada del paciente y le asesorarán sobre todo lo relacionado con el procedimiento. Es importante que pregunte al médico todas las dudas que pueda tener sobre el tratamiento y le hable sobre las expectativas que tiene. El médico le explicará el procedimiento y hará un estimado de cuántas sesiones necesita. Si es usted fumador, tiene alguna afección en la piel, comuníquelo al doctor en la consulta. 

Técnica y protocolo

La técnica utilizada para el injerto de grasa se compone de dos fases, podríamos decir. En la primera, el cirujano extrae la grasa del propio paciente para la posterior redistribución. Esta grasa, extraída de los depósitos de grasa localizada del paciente, es centrifugada y purificada para extraer las células necesarias. En la segunda fase, el cirujano realiza las microinyecciones de grasa en la zona misma donde se quiera dar volumen.  

Ventajas del procedimiento

  • Se trata de un procedimiento que utiliza sustancia natural (la grasa del paciente) por lo que no se requieren test previos de compatibilidad. 
  • Es una intervención mínimamente invasiva 
  • Rejuvenece la apariencia del paciente sin necesidad de cirugía
  • Ofrece resultados naturales
  • El periodo de recuperación y los cuidados posteriores son mínimos. 

Recuperación y cuidados después de la operación

Este procedimiento es poco complejo por lo que su periodo de recuperación es bastante corto. Se recomienda a los pacientes no realizar ejercicio físico durante los primeros tres días. Las molestias y la posible inflamación remiten gradualmente durante los primeros días. Estas recomendaciones pueden variar en cada paciente por lo que se recomienda seguir al pie de la letra los consejos del personal médico.  

Doctores

Este procedimiento de injerto de grasa lo realizan en nuestra clínica los doctores Dr. M.D. y Dr.M.D. quienes tienen una larga lista de pacientes satisfechos. Una experiencia de más de veinte años y los mejores profesionales nos avalan. Visítenos para más información.