Peeling



La palabra peeling se traduce como “pelado” de la piel. Puede ser químico, cuando se emplea una sustancia para realizarlo; físico/mecánico, cuando se lleva a cabo mediante algún dispositivo; o enzimático, cuando se realiza con un exfoliante compuesto por enzimas. Ya sea de una u otra forma, el objetivo es lograr una renovación de las capas más superficiales de la piel. 

¿Qué es?

Mediante este procedimiento se aplican medios físicos o mecánicos (peeling mecánico o dermoabrasión), químicos (peeling químico) o enzimáticos con el objetivo de retirar o desgastar en diferentes profundidades las capas de la piel. El objetivo es provocar una renovación controlada de la piel con objetivos reparadores o estéticos. Según la profundidad se puede utilizar para mejoramiento de aspecto de cicatrices como secuelas de acné, manchas etc.

¿Quiénes pueden practicarse el procedimiento? 

Es apto para todos los hombres y mujeres que tengan buen estado de salud y que presenten algunos de los problemas estéticos siguientes: arrugas leves, marcas de expresión suaves, acné y sus cicatrices, poros abiertos y sucios, puntos negros y blancos, manchas cutáneas, deshidratación y fotoenvejecimiento. Las excepciones son las mujeres embarazadas, las personas que poseen infecciones sobre la piel o las que poseen heridas recientes.

¿Qué resultados puedo esperar del procedimiento?

Trata las manchas, algunas cicatrices y también las pequeñas arrugas. Al descamar la piel se reduce el espesor de las capas superiores y el tono se vuelve mucho más resplandeciente. El hecho de pelar la piel reactiva la producción natural de colágeno, de modo que se forman nuevas células y el rostro luce mucho más fresco y tonificado. Este tratamiento penetra en las capas profundas de la piel y promueve la descamación imperceptible y controlada de las células muertas. Posee un efecto suavizante, iluminador, y minimiza arrugas superficiales.

Según la sustancia química utilizada en el peeling, se obtendrán diferentes grados de exfoliación. En el caso del acné, la mejoría es perceptible a partir de la primera sesión, pero pueden ser necesarias unas seis sesiones. En las manchas cutáneas, suelen ser necesarias entre 6 y 12 sesiones de peelings despigmentantes y los resultados empiezan a apreciarse a partir de la tercera o cuarta sesión. 

En el tratamiento para paliar el envejecimiento cutáneo, se suelen efectuar unas cinco sesiones de peeling que luego se complementan con otras técnicas como el láser, relleno de las arrugas, tratamiento de las arrugas de expresión etc. Y los resultados pueden verse después de las primeras sesiones. Los efectos del peeling facial son bastante duraderos aunque se recomienda hacer sesiones de recuerdo.

Técnica y protocolo

Previo a cualquier tipo de peeling se debe realizar un desengrasado y limpieza profunda de la piel. Después se aplica la cantidad necesaria del ácido indicado. Se deja actuar durante el tiempo preciso. Notará una sensación de picor o quemazón y enrojecimiento. Transcurrido el tiempo necesario se neutraliza el ácido y la sensación de picor irá desapareciendo a la vez que se aplica una mascarilla hidratante.

Puede ser de tipo mecánico (emplea instrumentos físicos o mecánicos), químico (emplea sustancias químicas), enzimático (utiliza un tipo de exfoliante compuesto por enzimas) o ultrasónico (se realiza con dispositivos de ultrasonidos). 

Igualmente se clasifican de acuerdo a la intensidad con que “trabajan” en diferentes profundidades las capas de la piel (peeling superficial, medio y/o profundo).

Recuperación y cuidados 

Durante una o dos semanas, (dependiendo de los que recete el medico), no debes exponerte al sol y además utilizar cremas hidratantes sobre la zona.

¿Quién lo realiza? 

En nuestra clínica My Cosmetic Surgery estos procedimientos los realizan las cosmetólogas A.A.M.A,F.B,C.L. y Sonia Posada, con una amplia experiencia en la prestación de servicios médicos cosméticos y estéticos.