Radiesse



¿Qué es?

El Radiesse es un tratamiento que forma parte de los llamados “rellenos dérmicos”. Se trata de una sustancia compuesta por micropartículas de hidroxiapatita de calcio suspendidas en un gel acuoso. El Radiesse es un producto que se utiliza con éxito para rellenar las hendiduras que se forman en la piel con las arrugas y las líneas de expresión. La hidroxiapatita de calcio es un componente que produce el cuerpo de manera natural por lo que Radiesse es perfectamente biocompatible y no presenta problemas alérgicos.    

¿Quiénes pueden practicarse el procedimiento?

Este procedimiento no precisa de pruebas de alergia ya que no se trata de un producto de origen no animal. Pueden realizarse este tratamiento todas las personas que deseen una mejora en su apariencia facial. El paso de los años va minando la capacidad de nuestro rostro de verse terso y firme. Muchas de las sustancias responsables de la juventud de nuestra piel disminuyen su producción por lo que aparecen las arrugas y las marcas de expresión se acentúan. 

¿Qué resultados puedo esperar del procedimiento?

El Radiesse rellena los surcos de la piel ofreciendo a los pacientes un rostro joven y visiblemente más firme. Es la opción adecuada para rellenar las arrugas y líneas faciales que se encuentran entre las cejas, las llamadas “patas de gallo” y las nasolabiales. A partir del segundo día el paciente ya puede ver los resultados del Radiesse. Este tratamiento no solo reduce las arrugas sino que estimula la producción natural de colágeno. Así, actúa en el exterior, eliminando arrugas, y en el interior, estimulando el colágeno para la firmeza y elasticidad de la piel.

Proceso de consulta

En la consulta el médico le explicará cómo es el procedimiento y las consideraciones a tener en cuenta. Cada caso requiere la atención personalizada de un profesional ya que todas las personas son diferentes. El médico le indicará aquellas zonas donde necesite el tratamiento y hará un aproximado de las sesiones que pueda necesitar. 

Técnica y protocolo

La técnica para aplicar este tratamiento es la mesoterapia, es decir, la microinyección directa del producto en la zona que se quiere rellenar. Este tratamiento localizado permite que el componente se quede justo donde debe para rellenar la piel que se ha arrugado. El procedimiento dura unos treinta minutos y no es doloroso, aunque se puede aplicar una crema anestésica en caso de que el paciente sea especialmente susceptible al dolor.

Recuperación y cuidados posteriores

Los cuidados post-tratamiento son muy sencillos. El paciente puede retomar sus actividades diarias inmediatamente después del procedimiento siempre y cuando tenga en cuenta los cuidados mínimos. Durante las primeras veinticuatro horas es normal que el paciente note molestias tales como inflamación o rojeces, que irán remitiendo rápidamente. No se recomienda masajear la zona tratada, aplicar maquillaje, exponerla al sol o realizar actividad física intensa durante las primeras cuarenta y ocho horas. 

Doctores

Este tratamiento en nuestra clínica lo realizan los doctores Dr.M.D. y A.R.N.P, profesionales altamente cualificados con una larga lista de pacientes satisfechos.