Restylane



¿Qué es?

El Restylane es un gel cristalino hecho de ácido hialurónico, de origen no animal, que se utiliza en los tratamientos antiedad. El Restylane forma parte del conjunto de tratamientos denominados “rellenos dérmicos” que se aplican para rellenar las grietas que se forman en la piel con la aparición de las arrugas y las líneas de expresión. El ácido hialurónico es una sustancia que el cuerpo humano produce de forma natural pero que con el paso del tiempo, las agresiones externas, el estrés, se va perdiendo.  Al tratarse de ácido hialurónico no animal, no se requieren exámenes para alergia. Es un producto biocompatible y biodegradable. 

¿Quiénes pueden practicarse el procedimiento?

Este procedimiento pueden realizárselo las personas que quieran restaurar el volumen y la elasticidad de su piel. El paso de los años va haciendo estragos en nuestra piel y van apareciendo las arrugas. El Restylane restaura tu piel desde el interior y recupera el volumen y luminosidad perdida. No es necesario realizar test previos de alergia para este tratamiento.

¿Qué resultados puedo esperar del procedimiento?

Con el proceso de envejecimiento natural vamos perdiendo sustancias esenciales para la salud de la piel como el colágeno, la elastina y el ácido hialurónico. Precisamente el ácido hialurónico, que vamos perdiendo con el tiempo, es una de las sustancias responsables de conservar el volumen y la hidratación de la piel. Por eso, el tratamiento con Restylane atenúa las arrugas y las líneas de expresión, porque hidrata la piel en profundidad y restaura su volumen.

Proceso de consulta

En la consulta el médico se asegurará de explicarle todo lo relacionado con el tratamiento. El número de sesiones que necesita o el precio del producto son cuestiones que puede preguntarle a su médico o a la coordinadora que le atienda en el proceso. Asegúrese de que su médico entiende sus expectativas y deseos. 

Técnica y protocolo

El tratamiento con rellenos dérmicos se realiza mediante microinyecciones aplicadas directamente en la zona a tratar. El Restylane suele aplicarse para rellenar el contorno de los labios, las líneas de expresión alrededor de la nariz y la boca y las arrugas conocidas como “patas de gallo” así como para dar volumen labial y facial (pómulos). Esta técnica de infiltraciones es muy eficaz ya que en ácido hialurónico penetra en las capas más profundas de la epidermis, restaurando en profundidad para eliminar los signos más comunes del envejecimiento. 

Recuperación y cuidados posteriores

No es un tratamiento que requiera cuidados posteriores especiales sino que es un procedimiento ambulatorio tras el que el paciente puede volver a sus actividades diarias. Durante los  primeros dos días el paciente puede experimentar molestias leves tales como rojeces o inflamación en la zona tratada. Pasado ese tiempo, el paciente observará los resultados del tratamiento y no tendrá molestia alguna. 

El tratamiento dura un año aproximadamente, aunque se recomienda una sesión de retoque cada seis meses. Si el paciente decide no volver a realizarse el tratamiento no tendrá ningún problema ya que el cuerpo es perfectamente capaz de degradar el Restylane. 

Doctores

Este tratamiento en nuestra clínica lo realizan los doctores Dr.M.D. y A.R.N.P, profesionales altamente cualificados con una larga lista de pacientes satisfechos.