Rinoplastia



¿Qué es?

La Rinoplastia es un procedimiento quirúrgico para cavar la forma o el tamaño de la nariz. Esta es una de las cirugías más comunes y responde a intereses estéticos. Los pacientes eligen realizarse una Rinoplastia buscando una forma para su nariz que les resulte más atractiva y en armonía con el resto de los rasgos faciales. 

¿Quiénes pueden practicarse el procedimiento?

Este es un procedimiento que solicitan tanto hombres como mujeres. Puede realizarse una Rinoplastia toda persona que se encuentre en buen estado general de salud, desee cambiar la forma de su nariz y tenga expectativas realistas con respecto a este cambio. Es igualmente importante que el paciente tenga a edad suficiente como para que su nariz haya acabado su desarrollo natural (aproximadamente 13 años).

¿Qué resultados puedo esperar del procedimiento?

De esta cirugía puede esperar un cambio importante en sus rasgos faciales. Mediante la cirugía de nariz se puede corregir las desviaciones de tabique, aumentar o reducir las fosas nasales, modificar el ancho de la nariz y mejorar su perfil. Se puede, en fin, hacer que la nariz tenga una imagen más armónica y simétrica con respecto al resto del rostro. 

Proceso de consulta

En la consulta el paciente deberá formularle al doctor todas las preguntas que quiera hacer relacionadas con el proceso. El médico dará al paciente instrucciones exactas para la preparación de la cirugía. Es en la consulta donde el doctor dará al paciente opciones acerca del procedimiento que necesite. El médico deberá comprobar el estado general de salud del paciente antes de someterse a la cirugía.  

Técnica y protocolo

La técnica depende, en gran medida, de cada caso particular. Cada paciente es único por lo que la consulta es personalizada. Generalmente, hay dos tipos de procedimiento en la Rinoplastia, uno, el procedimiento abierto y, el otro, procedimiento cerrado. En el primero de ellos, las cicatrices quedan dentro de las fosas nasales y, en el segundo, se accede a la estructura nasal mediante una incisión en la base de la nariz. 

Métodos de incisión 

En el procedimiento cerrado la incisión se realiza dentro de las fosas nasales por lo que no se verá ninguna cicatriz. Una vez realizada la incisión, el médico levanta los tejidos nasales para poder modificar la estructura de la nariz. En el procedimiento abierto se accede desde la base de la nariz. La incisión se realiza en el tejido que separa las fosas nasales. La cicatriz resultante de este procedimiento es prácticamente imperceptible.  

Recuperación y cuidados después de la operación

Después de la intervención se deben seguir al pie de la letra las recomendaciones médicas. No se aconseja fumar hasta pasados quince días. La inflamación y las molestias irán remitiendo a lo largo de las dos primeras semanas. Después de la intervención, se suele colocar una férula de plástico o un vendaje que proteja la estructura nasal en la nueva posición. Este vendaje suele retirarse a los 7 días. El paciente puede retomar sus actividades diarias a los 10 días de la cirugía siempre y cuando siga las recomendaciones médicas. 

Doctores

En nuestra clínica los doctores Dr. M.D. y Dr.M.D. realizan la Rinoplastia. Estos cirujanos altamente cualificados tienen una larga lista de pacientes satisfechos que evidencian su profesionalidad y experiencia en este tipo de intervención.